Estadio online | ES | EUS
Menu

Organos de Gobierno

Son órganos de gobierno de la Fundación, en los términos previstos en la Ley y en los presentes Estatutos:

a) El Patronato.

b) La Comisión Ejecutiva, así como cualquier otra comisión delegada que pudiera constituir el Patronato con cualquier denominación.

Patronato

El Patronato es el máximo órgano de gobierno, administración y representación de la Fundación, al que corresponde cumplir los fines fundacionales y administrar con diligencia los bienes y derechos que integran el patrimonio de la Fundación, manteniendo el rendimiento y la utilidad de estos.

El Patronato es soberano en el cumplimiento de su misión, sin perjuicio de que el Protectorado de fundaciones del País Vasco las facultades que le atribuye la normativa aplicable, y representa la voluntad fundacional y ejercerá todas las facultades y competencias que sean necesarias para la realización y el cumplimiento de los fines fundacionales, con sujeción a lo dispuesto en los presentes Estatutos y en el ordenamiento jurídico.
Para un mejor desarrollo de los fines de la Fundación, el Patronato podrá constituir cuantas comisiones delegadas o ejecutivas juzgue convenientes, con las facultades que en cada caso les otorgue. Asimismo, podrá otorgar poderes a favor de la persona o personas que libremente señale y con las facultades que determine en cada caso.

El Patronato estará constituido por quince (15) miembros, y lo formarán quienes ostenten, a su vez, la condición de miembros del Patronato de la Fundación Bancaria.

A los/las miembros del Patronato de la Fundación les será de aplicación el mismo régimen de nombramiento, elección, renovación y cese que a los/las miembros del Patronato de la Fundación Bancaria, y ostentarán los mismos derechos y asumirán las mismas obligaciones.

Comisión Ejecutiva

El Patronato tiene constituida en su seno una Comisión Ejecutiva compuesta por cinco (5) miembros:

Presidenta: Adelina Uriarte
Vocales: José Antonio Abarca, Piedad Iborra, Iker Miranda y Alberto Roth

Las competencias de la Comisión Ejecutiva se ajustarán, en todo caso, a la normativa aplicable y se extenderán a los actos de gestión ordinaria y a aquellos que no necesiten de autorización del Protectorado. Con cumplimiento de tales límites legales, el Patronato podrá delegar en la Comisión Ejecutiva todas las facultades delegables.

El régimen de funcionamiento será establecido en su propio reglamento interno, que habrá de ser aprobado por el Patronato.