Estadio online | ES | EUS
Menu

Ejercicio estructurado y diabetes tipo 2

Ejercicio estructurado y diabetes tipo 2
Un nuevo estudio muestra que a las personas con diabetes tipo 2 algunos tipos de actividad física supervisada y estructurada puede engancharlas en mayor medida a la actividad física por períodos más largos

Los estudios demuestran que la actividad física es beneficiosa para las personas con diabetes tipo 2, pero cumplir un programa de ejercicios puede ser un desafío. Una investigación publicada en el Journal of Physical Activity & Health llevó a cabo una revisión sistemática que evaluó qué efectos tienen, en personas con diabetes, el ejercicio estructurado, las intervenciones conductuales y la adopción de actividad física a largo plazo. La revisión incluyó 23 ensayos de control aleatorios, que consistieron en 9.640 participantes cuyos hábitos de ejercicio fueron rastreados durante al menos seis meses.

Los resultados mostraron que los cinco ensayos de ejercicios estructurados mejoraron la actividad física en comparación con los ensayos de control que no hicieron ejercicio. De las intervenciones conductuales, un poco más de la mitad mejoró la actividad física, y se observaron mayores efectos cuando hubo más asesoramiento cara a cara o ejercicio supervisado. Estos resultados indican que algunos tipos de actividad física supervisada y estructurada pueden enganchar en mayor medida a la actividad física por períodos de más de seis meses.

Fuente: Mosalman Haghighi M., Mavros Y., Fiatarone Singh M. A. «The Effects of Structured Exercise or Lifestyle Behavior Interventions on Long-Term Physical Activity Level and Health Outcomes in Individuals With Type 2 Diabetes: A Systematic Review, Meta-Analysis, and Meta-Regression». Journal of Physical Activity & Health. 1 de septiembre de 2018; 15(9):697-707. doi: 10.1123/jpah.2017-0589. Epub: 9 de mayo de 2018.