Estadio online | ES | EUS
Menu

Pedro Añarbe

La llegada del invierno supone para Pedro Añarbe el comienzo de la temporada y su participación en la especialidad que domina desde hace 18 años: el triatlón de invierno. Las pruebas que componen esta disciplina son la carrera pedestre, bicicleta y el esquí de fondo. Con 36 años afronta la competición con el objetivo de situarse entre los diez primeros de la Copa del Mundo y clasificarse entre los quince primeros en el Campeonato del Mundo. De momento no piensa en la retirada y “mientras el cuerpo me responda y las lesiones me respeten seguiré compitiendo”. En su palmarés se agolpan cuatro campeonatos nacionales, ocho subcampeonatos, diez participaciones en Campeonatos del Mundo con una séptima plaza como mejor clasificación, una victoria en el Campeonato de Europa por equipos y en la actualidad ocupa la duodécima plaza en el ranking mundial.
En los 18 años que llevas compitiendo has visto la evolución de este deporte. ¿Ha cambiado mucho el triatlón de invierno?
Yo participé en los primeros triatlones de verano e invierno que se celebraron en España y de los atletas que tomamos parte en aquellas pruebas soy el único que sigue en activo. Los comienzos como siempre son difíciles y complicados y no había una Federación propia y en las pruebas éramos muy pocos. Ahora está todo mucho más controlado y organizado
y respecto a la participación ha aumentado el nivel de los competidores, están más especializados, a diferencia de antes cuando la gente competía como diversión y para pasárselo bien.
¿Después de tantos años se te ha pasado por la cabeza la idea de la retirada?
Yo siempre he estado muy vinculado al mundo del deporte y antes de decidirme por el triatlón practiqué ciclismo, mountain bike y esquí de fondo. Por ahora el cuerpo me está respondiendo y en el momento que vea que sufro demasiado me retiraré de las pruebas de Copa del Mundo aunque seguiré corriendo las pruebas de por aquí. Creo que hay Pedro Añarbe para rato.
¿Cómo has preparado la temporada que ahora está a punto de empezar?
Los entrenamientos los comienzo a primeros de Septiembre y cuando estoy en forma me dedico a participar en todas las carreras populares que se celebran cerca de Vitoria y lo compagino con los entrenamientos en carretera con la bicicleta. El problema de Vitoria es que no hay nieve muy cerca y para poder entrenar sobre nieve hay que desplazarse bastante lejos, aunque tampoco es necesario del todo porque con unos buenos entrenamientos y sin tocar la nieve hasta el día de la prueba se puede llegar en perfectas condiciones.
Un nuevo año de competición y con qué objetivos para Pedro Añarbe
Mi idea es lograr un puesto entre los diez primeros en las pruebas de la Copa del Mundo y en los Mundiales intentar situarme entre los quince mejores, como he venido haciendo en años pasados. La Copa del Mundo es un circuito de diez pruebas por países como Eslovaquia, Suiza, Canadá y la temporada pasada logré en una de ellas un quinto puesto. Es
muy importante la regularidad en todas ellas y creo que podré meterme entre los diez primeros.
De las tres pruebas que componen el triatlón, ¿en cuál de ellas te defiendes mejor y dónde sufres más?
En bicicleta y el esquí de fondo me defiendo bien y para mi lo peor es la carrera, por las lesiones que he tenido. La peor de las tres es el esquí de fondo porque se disputa la última de cada prueba y ya se llega muy cansado de la carrera y la bicicleta y es una disciplina en la que trabajan muchos músculos. De los atletas nacionales el nivel es bueno en carrera y bicicleta, pero baja mucho en el esquí, mientras en los atletas europeos sucede al revés y el nivel es muy alto en el esquí de fondo.
¿Te queda algún sueño por cumplir dentro del triatlón?
Bastantes, pero hay uno que me hubiera gustado cumplir como es participar en unos Juegos Olímpicos aunque el triatlón no es todavía olímpico y se especula que para Turín en el año 2006 ya tendrá esa categoría y para entonces me va a pillar un poco mayor y no voy a poder participar.