Estadio online | ES | EUS
Menu

Laura Fernandez

El triatlón es la pasión de Laura Fernández, que además compagina con su trabajo en el Servicio de Fitness del Estadio. Su afición a la natación le llevo a tener una primera toma de contacto con una disciplina que además de la prueba acuática se complementa con la bicicleta y carrera a pie. Laura ha conseguido en poco menos de cinco años hacerse un hueco en el panorama nacional del triatlón, con participaciones en la Copa del Mundo o podium en los nacionales que le han servido para debutar con la selección nacional.
¿Cómo llegaste al triatlón?
Durante el segundo curso de mis estudios de IVEF/SHEE, una compañera se dedicaba a esta disciplina y a raíz de ese contacto comencé a cogerle el gusto al triatlón hasta el punto de tener esta progresión que me ha llevado a debutar con la selección nacional. Antes del triatlón, ya practicaba la natación. Antes de practicarlo, lo había visto y conocía otros triatletas, pero me parecía un deporte bastante complicado y que requería mucha dedicación y entrenamiento, que yo no podría conseguir.
Al menos tenías un vínculo previo con el triatlón de tu etapa de nadadora.¿Es esa la parte donde más disfrutas?
En este tipo de pruebas la natación es algo fundamental. No hay duda que por los años que dediqué antes a la natación me siento a gusto y es la parte de la competición donde más destaco. Por lo general tampoco tengo una prueba en la que sea muy buena, y dependiendo de los triatlones, yo creo que lo que mejor me caracteriza cuando compito es la regularidad que mantengo en las tres disciplinas. No hay ninguna en la que me sienta que no voy bien, pero si tengo que escoger, reconozco que los trazados de bicicleta que son muy técnicos y exigen dominar la máquina, no ando muy fina.
En estos cinco años has ido creciendo como triatleta y te ha llegado la recompensa del debut con la selección nacional
El salto ha sido muy grande y en términos futbolísticos, es como pasar de jugar en Tercera a Primera División por la calidad de las rivales y los lugares donde ha tenido lugar las competiciones. Espero que poco a poco me asiente en la selección y pueda ir cogiéndole el pulso a competir a ese gran nivel. El hecho de haber llegado a la selección es una satisfacción personal muy grande porque el nivel es alto y tiene un valor superior al hecho de ganar cualquier prueba del calendario de competición. Además tampoco era algo que me esperaba hace cinco años cuando comencé en el triatlón. Mi meta no era otra que la de hacer deporte y mantenerme en forma, sin ponerme ningún tipo de meta.
A nivel local y en el plano masculino Eneko Llanos es el mayor exponente del Triatlón. ¿En el campo femenino como está el panorama?
En mi equipo hay gente de bastante buen nivel, pero que no son alavesas. En categorías de juveniles o por debajo hay gente que viene con buen nivel y habrá que esperar unos años para que crezcan y se consoliden deportivamente.
La gente ve el triatlón como una disciplina que requiere mucha preparación
Para andar bien en triatlón tienes que entrenar mucho, como sucede en el resto de disciplinas si quieres estar entre los mejores. Es diferente el tema si quieres hacer un triatlón por pasar el rato. Hacer un triatlón es relativamente sencillo para cualquier persona que se lo proponga y no tiene que ser un super héroe para terminarlo. Le costará su tiempo
pero lo acabará.
Alcanzar la selección ya ha sido un gran salto, ¿Te planteas algún otro salto más en el futuro?
De momento no me puedo quejar porque por mi trabajo en el Estadio me facilita el entrenamiento y poder competir cuando se aprieta el calendario. Poder dedicarme profesionalmente sería un sueño, pero eso conlleva también una mayor rigurosidad en todas las facetas como el entrenamiento diario, el régimen de alimentación y otras muchas cosas.
Otro sueño, aunque este muy lejano, sería el de poder tomar parte en unos Juegos Olímpicos, pero por ahora esa no es mi aspiración.
¿Cómo animarías a la gente a probar con el triatlón?
Es un deporte muy completo que realizas tres deportes en uno y que para nada requiere ser un superdotado para aguantar la natación, bicicleta y carrera. Una vez que entrenas un poco y participas en unas cuantas pruebas disfrutas mucho más.