Estadio online | ES | EUS
Menu

Arkaitz García

Arkaitz García

Arkaitz García completa su primer curso en la residencia Joaquín Blume y el Centro de Alto de Rendimiento de Madrid, a la espera de debutar en la selección española de gimnasia artística. A sus 20 años, el gimnasta del Arabatxo está disfrutando de nuevo de los entrenamientos y la competición después de superar contra todo pronóstico una grave lesión de espalda.
¿Contento con tu primer año en Madrid?
Los tres primeros meses me resultaron un poco duros, por el ritmo de entrenamientos y la disciplina que llevamos los 200 deportistas que convivimos, pero con el paso del tiempo es algo a lo que te acostumbras y la mejor manera de progresar y mejorar el nivel cada día.
¿El salto a Madrid era necesario en tu progresión?
Había llegado un momento en el que las competiciones a nivel de Alava o Euskadi resultaban monótonas porque los competidores siempre eran los mismos y ya nos conocíamos, y eso aunque no lo parezca resta competitividad y hace que te acomodes un poco y estanques tu progresión. El seleccionador me comentó la posibilidad de trasladarme al Centro de Alto Rendimiento, y no tuve ninguna duda que era la mejor opción. Aquí te das cuenta que hasta en los entrenamientos diarios vas progresando porque te motivas con los gimnastas que convives, al verles como van mejorando y eso hace que uno mismo se exija cada día más.
¿Como llegaste a la gimnasia artística?
Con 5 años hicieron una exhibición de esta disciplina y ya mi primer entrenador, Xabier Larrimbe, me comentó que tenía buenas condiciones para este deporte, así que poco a poco comencé a entrenarme cada vez más en serio y dedicándole más horas hasta el punto de completar toda mi formación en Vitoria-Gasteiz y tener que desplazarme a Madrid para progresar y alcanzar mejores metas.
A pesar de tu juventud ya has pasado por un mal momento, como fue el de tu lesión en la espalda.
Con 15 años de detectaron un problema de arqueo de espalda y me comentaron que tenía que dejar la práctica de la gimnasia. Te puedes imaginar el golpe que eso me supuso, tener que renunciar a este deporte después de tantos años. Sin embargo me propuse superar esa lesión y después de tres años sin competir, con un programa de rehabilitación y recuperación muy severo, y con la ayuda de Jaime Ruiz de Eguino, fui capaz de volver a competir con toda normalidad después de mucho esfuerzo y sufrimiento.
Tu mejor momento fue precisamente cuando los médicos te confirmaron que “podías volver a practicar gimnasia”
Sin dudarlo ese ha sido el mejor día de mi carrera, aunque espero que lleguen otros mejores. Ese día fue como el final de una etapa muy dura, pero ahora de nuevo vuelvo a disfrutar de la gimnasia.
¿Vives ahora la gimnasia, los entrenamientos y la vida en Madrid de una manera distinta a la de antes de la lesión?
Ahora tengo 20 años pero es como si tuviera 17 por los tres años que estuve parado. La verdad que disfruto con todo lo que hago y si que veo en la gente que me rodea en Madrid que ellos con esta edad ya están un poco cargados de todo este mundo, y yo sin embargo estoy en un proceso de mejora y aprendizaje para estar en mi mejor momento que todavía está por llegar.
Estando en Madrid tu próximo objetivo será debutar con la selección española en un futuro próximo.
Ese es mi siguiente paso y de hecho ya podía haber debutado, pero el seleccionador me recomendó esperar a otra cita. Si todo va según lo previsto podría debutar con la selección en una prueba de la Copa de España que se disputará en Vitoria-Gasteiz. Imagínate que ilusión me haría debutar con la selección y encima en Vitoria-Gasteiz.
¿Pensando a más largo plazo, ves posible llegar a unos Juegos Olímpicos, a los de Pekín en 2008?
Es difícil y complicado llegar a una cita como esa, pero voy a trabajar para ello aunque lo veo difícil.