Estadio online | ES | EUS
Menu

Iñaki Martínez

Iñaki Martínez ha comenzado la temporada 2006 de esquí en la que compaginará su afición por la nieve con los estudios de Informática. A pesar de no estar tan centrado en la competición como en temporadas pasadas, espera repetir los éxitos que le han llevado a atesorar 5 Campeonatos de España y haberse colgado 11 medallas en total en otros tantos
campeonatos nacionales. Se presenta para Iñaki Martínez una campaña menos cargada de competiciones, pero a pesar de eso ya ha puesto el ojo en repetir victoria en las pruebas del Campeonato de España, en Baqueira Beret y La Molina.
Tu afición al esquí ha estado muy definida por la vinculación de tu familia al deporte de la nieve
Así es. Mi familia ha esquiado de siempre y mi padre fue durante varios años entrenador de la Federación Riojana y siempre he estado en contacto con la nieve desde muy pequeño y a diario, a diferencia de la gente que acude a las pistas sólo los fines de semana. A los tres años ya estaba encima de las tablas y a los nueve años me inscribieron en el club de Astún hasta los trece años que me desplacé a vivir a Jaca para los entrenamientos de alta competición.
¿Tenías claro desde pequeño que lo tuyo era el esquí?
Cuando estaba en el colegio también probé otros deportes como el baloncesto, ero lo que más me gustaba y con lo que me lo pasaba bien era con el esquí.
Ahora ya con la llegada del invierno llega tu momento culminante de la competición.
¿Cómo afrontas este año?
Lo primero que tiene que haber es nieve, porque la climatología no está ayudando mucho y lo único que por ahora hay es nieve artificial. Este año mi temporada va a ser un poco diferente porque entre semana voy a estar centrado en los estudios y mirar a la competición los fines de semana. Al mismo tiempo que entreno también dirigiré a un grupo de niños pequeños.
¿La preparación para estar a punto este año, ha sido igual que siempre o has modificado un poco los planes de entrenamiento previos a la competición?
Todo el trabajo fuerte ya está hecho desde los meses de verano y ahora hay que dedicarse a mantener el tono físico. Un poco diferente si que ha sido porque este año no me voy a dedicar plenamente al esquí. Hace dos años, por ejemplo, que estaba volcado en ello comienzas en mayo a prepararte con una preparación física de una semana, quince días de reposo en casa y diez días de esquí en un glaciar, y repetir este ciclo durante varias veces. Por el contrario este año se puede decir que he disfrutado de unas vacaciones porque he
enfocado la preparación de una manera más suave.
¿Los objetivos deportivos cuáles son?
El plan de competición va a ser diferente y tomaré parte sólo en unas 12 ó 15 carreras en toda la temporada, frente a las 35 de otros años. Me voy a esforzar en hacer podium en los Campeonatos de España y hay unas carreras en las que me hace ilusión estar bien y poder ganarlas. Llevo tres años seguidos ganando una prueba en Baqueira y quiero repetir este año. En Puigcerdá hay unas pruebas para gente que no está en el equipo nacional y ya la gané en 2005 y voy a pelear por quedar primero otra vez.
¿Este es un año decisivo para ti porque te vas a centrar más en los estudios?
El hecho de competir en sólo una docena de prueba ya significa que voy a priorizar los estudios, pero no quiere decir que arroje la toalla en el esquí. Después de unos años en el equipo nacional, preferí salirme y no seguir con ellos. Además con 20 años en el mundo del esquí hay todavía mucho camino que recorrer y cosas que seguir aprendiendo y mejorando. Un esquiador llega a su mejor momento a los 27 años, aproximadamente.
Tu carrera en el esquí siempre ha estado ligada a Aragón. ¿El esquí en Vitoria-Gasteiz y Euskadi no tiene mucho apoyo?
Es cierto que compito con licencia aragones, pero porque allí tienen una serie de ayudas para los deportes de invierno que aquí no existen porque no es un deporte tan habitual como en Aragón o Catalunya, donde tienen las pistas mucho más cerca y ven el esquí como algo más cercano.
Te sientes como un Robinsón Crusoe en el panorama del esquí alavés
La verdad es que yo sepa, soy el único a nivel de Álava que me dedico a ello. En Guipúzcoa hay otro chico que también estuvo en el equipo nacional. Hay que reconocer que es una modalidad que no cuenta con el apoyo mediático de otros deportes y eso se nota en cuanto a repercusión y número de practicantes. El esquí sólo interesa cuando llegan los Juegos Olímpicos y compite Mª José Rienda, a la que además casi la impusieron la obligación de ganar y es algo muy complicado, porque en un minuto te juegas la preparación de muchos años.