Estadio online | ES | EUS
Menu

Lucía Gárate

Lucía Gárate

Lucía Gárate vive el deporte con intensidad y desde pequeña ha practicado diferentes modalidades. Después de probar con el atletismo, la estancia en Escocia la llevó a probar el rugby y apasionarse con el deporte del balón ovalado. Como zaguera del Gaztedi, lleva un año compatibilizando el rugby con otra disciplina tan variada y diferente como el triatlón, en el que está compitiendo desde hace un año. La organización y capacidad de sacrificio permiten a Lucía Gárate alternar estas dos disciplinas “mientras las fuerzas aguanten”, sin olvidar la participación en algunas pruebas de duatlón.

¿Como has llegado a juntar dos modalidades aparentemente tan diferentes como el rugby con el triatlón?

Los he juntado por circunstancias de la vida que ni yo misma podía pensar. Llevo practicando el rugby desde hace unos cinco años, y hace un año una amiga me sugirió la posibilidad de probar una disciplina como el triatlón. Empezamos los entrenamientos y con el fondo físico del rugby y de mis años de práctica de atletismo, me vi capacitada para desenvolverme en la nueva especialidad. A partir de eso me enganché al triatlón, y curiosamente mi amiga, no sigue practicándolo. Son dos disciplinas diferentes porque alternas la disciplina de un deporte colectivo, con otro de esfuerzo y sacrificio individual como el triatlón, y mientras pueda seguiré alternando entre ambos.

Las dos disciplinas exigen esfuerzos diferentes y concentran sus periodos de máxima actividad en épocas diferentes, lo que te permite practicar ambas.

El rugby me da fuerza y velocidad y el triatlón me concede más fondo, de modo que ambos son complementarios. Además ambos encajan bien en la temporada. El rugby tiene su periodo de competición desde octubre a enero. En los meses de enero hasta abril coinciden el rugby con las pruebas de duatlón, y ya cuando me libero de esas dos, me quedo con el triatlón en los meses de verano.

Eres una deportista total y habrá días en los que no sepas si coger el balón de rugby o entrenar en la piscina para preparar un triatlón.

En esos casos el triatlón exige más preparación que el rugby, y frente a las dos sesiones semanales del rugby, el triatlón requiere de uno o dos entrenamientos diarios. La temporada de rugby sólo consta de 12 partidos y se sobrelleva sin problemas. Además hay problemas de gente en el equipo y no es cuestión de dejar a las compañeras con menos efectivos.

¿Qué es lo que más te atrae tanto del rugby como del triatlón?

Me seduce esa combinación de tres deportes en uno solo y que vas cambiando a disciplinas diferentes y es más atractivo a la hora de entrenar, que centrarse en sólo una. En mi caso particular de las tres partes del triatlón, donde más dificultades estoy teniendo es en la natación y ahí dedico la mayor parte de los entrenamientos y pulir los defectos que tengo.

En el rugby te impulsa el equipo y el trabajo individual en beneficio del equipo y ver cómo otras compañeras trabajan para ti, mientras en el triatlón predomina la fuerza y resistencia mental de cada uno y saber superar los malos momentos para seguir adelante.

Físicamente serás una máquina con la práctica de tanto deporte

Ni mucho menos soy una máquina, aunque si se percibe una mejoría en el estado físico del cuerpo. Todo es cuestión de trabajo y he aprendido que a lo largo del tiempo cada uno va desarrollando sus aptitudes, para se rápido, tener mucho fondo o permanecer durante muchas temporadas practicando deporte. A nivel personal la cualidad que mejor me define es la velocidad de crucero alta al ser capaz de aguantar ritmos fuertes en un corto periodo de tiempo, pero también es parte importante ser constante en los entrenamientos y la preparación, como base sobre la que se edifican los resultados posteriores.

¿Como es una semana de entrenamientos en esas épocas en las que se solapan varias disciplinas?

Depende de la semana que tenga en mi trabajo de enfermera. Si estoy en semana de libranza, me dedico a nadar por la mañana, hago un par de horas de entrenamiento de bicicleta y voy corriendo al entrenamiento de rugby.
Con tanto ajetreo de rugby, bicicleta, natación, carrera, ¿no sientes ganas de aparcar alguna de ellas y centrarte en una?
De momento mi idea es disfrutar de ambas y en esta temporada he visto que soy capaz de compatibilizar las dos, a pesar de haber pasado un mes de marzo complicado por la acumulación de pruebas. En la medida que pueda voy a seguir tirando de las dos.