Estadio online | ES | EUS
Menu

Ander Sanchez

Ander Sanchez

Ander Sánchez vive desde muy pequeño su vocación por el agua y ha hecho de la natación su modo de vida alrededor de la que gira su día a día. Su pasión por las distancias largas dentro de la natación, no ha sido obstáculo para dedicarle una veintena de años y espera seguir otros tantos a pesar de finalizar ahora los estudios universitarios de ingeniería técnica industrial electrónica y comenzar a la vida laboral.

Lo tuyo con el agua viene desde muy pequeño

Desde muy pequeño siempre me sentía atraído por el agua y recuerdo como cuando estaba en el colegio mis padres me obligaban a hacer los deberes primero, como paso previo a ir a la piscina a nadar. Me apunté a los cursillos básicos de iniciación, me comenzó a gustar y después pasé ya a pertenecer al club y así un año tras otro hasta la actualidad.

Ha sido muchos años en los que has podido compatibilizar los estudios con las etapas de entrenamiento. ¿Te ha resultado sencillo o ha sido una dificultad?

El que quiere lo compatibiliza y está claro que algún esfuerzo te supone. En mi caso los he llevado ambos temas sin que me haya supuesto mucho obstáculo. También conozco casos que han dejado de lado los estudios para nadar y han terminado haciendo menos. Sacrificando algunas cosas es posible compaginar ambas actividades. En fechas especiales como fiestas de Vitoria-Gasteiz o San Prudencio si que te supone alguna limitación porque son fechas en las que hay competiciones.

Durante dos temporadas si que me supuso algunos madrugones y antes de ir al colegio pasaba por el Estadio a entrenar. Ahora es diferente porque los entrenamientos son por la tarde-noche.
¿Cómo es la preparación física de Ander Sánchez?
La semana de entrenamientos es de lunes a sábado, con dos días por semana en los que antes de entrar en el agua tenemos una hora de gimnasio. En las fechas cercanas a una competición hago sesiones dobles con entrenamientos matinales, como sucede con las próximas competiciones de los campeonatos autonómicos o los nacionales y de Euskadi, que serán durante las fiestas de Vitoria-Gasteiz.

Nuestra temporada de competición es desde Octubre hasta el mes de Junio y durante esos meses siempre hay picos de preparación más intensa, coincidiendo con las competiciones más importantes en las que se vaya a tomar parte.

En el panorama provincial tu eres uno de los referentes, pero ¿cómo está el nivel de la natación?

Ahora mismo somos cuatro contados con los dedos de la mano, pero el nivel es bueno y en cuanto a calidad, superior respecto a épocas pasadas. Otros nadadores destacados son Koldobika Aspiazu, que cada vez que se tira a la piscina mejora las marcas. También están Diego Uzkiano y Dani Alvárez, que están indecisos sobre seguir o no con la natación. Por detrás está la cantera de los más jóvenes que vienen también con buenas marcas y esperemos que se consoliden y confirmen sus buenas maneras.

La natación no es un deporte popular en cuanto a competición se refiere. ¿Cómo animarías tu a que cualquier joven pudiera por lo menos probar este deporte y si le gusta seguir adelante?

Siempre nos lamentamos del bombo que se le da al fútbol y baloncesto, pero si que les puedo animar para que al menos vengan a nadar, sin pensar en la competición. Además es también un deporte atractivo para ver porque hay pruebas espectaculares y muy vistosas y emocionantes. Luego ya en el plano físico hay que reconocer que esta disciplina es buena y muy completa como actividad física porque se ponen en movimiento muchos músculos del cuerpo.

Además en Vitoria-Gasteiz quien no practica natación es porque no quiere, ya que el número y calidad de instalaciones es muy elevado y las piscinas del Estadio son un claro ejemplo.

Hay que diferenciar por un lado que existen muchas piscinas, y ahí están los números, pero cuando esas piscinas se necesitan para entrenar ya no es tan fácil conseguirlas. En el Estadio disponemos de tres o cuatro calles a partir de las ocho de la tarde, pero en clubes en los que he estado era mucho más complicado.