Estadio online | ES | EUS
Menu

Mikel Ergüín

Mikel Ergüín
Esquiador

"Mi sueño es formar parte del equipo nacional y poder competir contra gente de otros países"

14 urteko gasteiztar gazte honentzat kirolak dagoeneko ez du sekretu askorik gordetzen. Eskiatzaile alpinotzat duen curriculum arrakastatsuari, futbolaritzat Deportivo Alaveseko ‘B katedete’ taldean egindakoa gehitu dio. 2014an, Baqueiran, Espainiako Txapelketan, podiumeko bigarren mailara igo zen superrerraldoi proban, eta gainera hiru modalitateen (slalomaren, erraldoi eta gainerraldoi) konbinazioko bosgarren postua lortu zuen.

Para este joven vitoriano de 14 años de edad el deporte no guarda ya muchos secretos. A su exitoso currículum como esquiador alpino se suma su papel como futbolista en el equipo ‘Cadete B’ del Deportivo Alavés. En 2014, Baqueira ha sido escenario de su ascenso al segundo cajón del podio en la prueba supergigante así como de un quinto puesto en la combinación de las tres modalidades (slalom, gigante y supergigante) en el Campeonato de España.

El fútbol es un deporte mayoritario pero no podemos decir lo mismo del esquí, ¿cómo fueron tus inicios en ambas disciplinas?
Mis padres practicaban esquí cuando yo nací y también mi hermana así que era un paso lógico. Con tres años me puse por primera vez unos esquíes y di el salto a la competición dos más tarde. Los buenos resultados hicieron el resto y en estos momentos compito en los campeonatos de Aragón y España. En el fútbol mi camino ha sido parecido al del resto de chavales: jugaba en la escuela del Deportivo Alavés y me cogieron para las categorías inferiores. Estoy muy agradecido al club por permitirme compatibilizar ambas actividades y formarme así como deportista y como persona.

¿Son ambos deportes tan diferentes como parece?
Son muy distintos pero también tienen características comunes que te benefician a la hora de practicar cualquiera de los dos. El entrenamiento, la exigencia física y mental o el hecho de conocer a mucha gente con la que compartes muchos momentos son sólo algunas de ellas. Además, si físicamente estás a la altura y te empleas a fondo escuchando los consejos de quienes te rodean puedes mejorar de la misma forma. Sin embargo es cierto que la sensación de estar en una montaña esquiando o en un campo de fútbol jugando no tienen mucho que ver.

¿En qué consiste tu preparación?
En octubre suelo ir una semana de concentración a los Alpes y el año pasado participé en un ‘stage’ de tres meses en Jaca, entre enero y abril. En ese tiempo por las mañanas entrenamos en las pistas y cuando se cierra la estación tenemos las clases como si estuviésemos en la ikastola Ikasbidea, que me ha apoyado en todo momento. El año pasado fui elegido por una marca deportiva como el número uno del grupo (teniendo en cuenta resultados académicos, deportivos y comportamiento) y he sido seleccionado para participar en la nueva edición que empezará en enero. Durante la temporada de esquí, además, viajo a Pirineos todos los fines de semana.
Aquí, entreno con el equipo de fútbol tres días a la semana más un partido los fines de semana; me sirve para mantener una buena forma física, algo imprescindible para cualquier deporte.

Dicen que “serías capaz de conseguir buenos resultados en cualquier disciplina deportiva que quisieras”…
(ríe) Bueno, David Abajo, quien ha dicho eso, me entrenaba hasta el año pasado y de él he aprendido mucho de lo que sé. Creo que parte de la responsabilidad de esto ha sido también de los entrenadores con los que he trabajado hasta ahora: David, Manu Revilla y Sandra Fanlo, mi actual preparadora.

¿Qué es lo que más te gusta del esquí?
Sin duda la sensación de velocidad cuando bajas por una pista muy rápido y te da el viento de cara. La nieve te salpica y es una sensación de libertad difícil de conseguir en otro lugar. Además, el hecho de que sea un deporte complicado en sus inicios hace que las mejoras supongan una gran satisfacción y te enganche fácilmente.

Un recuerdo imborrable de tu carrera deportiva…
En cada carrera hacemos dos mangas por disciplina y si la primera no te sale como quisieras en la segunda tienes que ir a tope. Me quedaría con el momento en el que llegas a meta y has conseguido darle la vuelta a ese mal resultado.

Y uno a olvidar…
Hace tres años en Cerler fui a entrenar un viernes, víspera del día de competición, y en la última bajada del día, cuando iba muy rápido, me salí de la pista por un bache y me choqué contra un pino. Tuve suerte y no pasó del golpe pero el momento en el que vas por el aire y ves que te vas a estrellar no se olvida fácilmente.

¿Qué retos te planteas para el futuro?
A corto plazo quiero mejorar mi técnica para, en un futuro, además de volver a participar en los campeonatos de España, lograr el sueño de formar parte del equipo nacional y competir contra gente de otros países. Y ya si conseguimos lograr un poco más de repercusión para este deporte…


Un lugar de Vitoria: El campo de fútbol de Mendizorroza
Playa o montaña: Montaña
Un libro: Soy más de revistas deportivas que de libros
Una película: Avatar, de James Cameron
Un sueño: Lo máximo sería llegar a ser un ejemplo para otras personas