Estadio online | ES | EUS
Menu

Ejercicio y riesgo cardiovascular

Ejercicio y riesgo cardiovascular
Los ejercicios de acondicionamiento físico en grupo reducen los factores de riesgo cardiovascular en adultos sanos.

Las investigaciones han demostrado que la actividad física puede ayudar a prevenir las enfermedades del corazón; sin embargo, mantener una rutina de ejercicios sigue siendo un reto. Un estudio publicado en la revista Open Journal of Preventive Medicine ha analizado qué impacto tiene un programa estructurado de acondicionamiento físico en grupo respecto a los factores de riesgo cardiovascular entre adultos sanos pero sedentarios. El programa se desarrolló para satisfacer las recomendaciones del Colegio Americano de Medicina Deportiva (ACSM), que aconseja realizar ejercicio 150 minutos por semana, con ejercicios de fuerza y flexibilidad dos veces por semana. Durante el estudio, los adultos jóvenes con un índice medio de masa corporal (IMC) de 30 o más, que no tenían ningún otro síntoma clínico de enfermedad crónica, participaron en un período inicial de seis semanas, durante las cuales comenzaron con clases de 20 minutos, seguidas de 24 semanas de sesiones de ejercicio de una hora con su grupo, entre cinco y seis veces por semana.

Los resultados mostraron mejoras en la masa corporal, en el porcentaje corporal tanto de grasa como de músculo, y en los niveles de lípidos en sangre (colesterol y triglicéridos). Además, los participantes alcanzaron una tasa de cumplimiento de los ejercicios del 98 % durante el estudio, y dos años después aproximadamente el 85 % de los participantes siguen todavía realizando ejercicio con regularirdad. Los gimnasios proporcionan un ambiente de apoyo para los que empiezan a hacer ejercicio, y las clases en grupo pueden ser una buena manera de ayudar a las personas a continuar con sus rutinas de ejercicio a largo plazo.

Fuente: Jinger S.Gottschall1*, Justl L. Jones 1, Jackle Mills 2. Brice Hastings Group fitness is effective in reducing cardiovascular dlsease rlsk factors in healthy adults. Open J Prev Med. Vol 3, No, 1, 132-140 (2013).

Descárgate el artículo completo.