Estadio online | ES | EUS
Menu

Gorka Mutuberria y Raúl Sánchez

Gorka Mutuberria y Raúl Sánchez
Moverse es ganar

Ebidentzia zientifiko gehienak bat datoz: mugitzea onuragarria da osasunerako (osasuna gaixotasunik eza baino gehiago dela ulertuta), eta beharrezkoa zaigu. Hala ere, kontua da nola mugitu. Xehetasun asko dago horretan, eta ugari dira eztabaiak; batzuetan, mugituz ez dugu ezer irabazten.

El diseño actual del organismo humano es el resultado de millones de años de evolución. Durante más del 99% del tiempo transcurrido hasta la actualidad nos hemos comportado como cazadores y recolectores. El movimiento ha sido una necesidad.

A lo largo del siglo anterior y principalmente debido a los avances tecnológicos, hemos cambiado nuestro estilo de vida de forma drástica, dejando de movernos por necesidad. El sedentarismo ha provocado una incompatibilidad entre el diseño evolutivo de nuestro organismo y el uso que le damos. Este hecho ha provocado y provoca muchos de los problemas que padecemos en la sociedad actual.

La mayoría de evidencias científicas coinciden en que moverse es beneficioso para la salud, entendiendo esta no solo como la ausencia de enfermedad. No obstante, faltan detalles sobre cómo hacerlo y existen numerosas controversias. Y es que a veces moviéndonos no ganamos.

Si observamos otras civilizaciones que llevan recorrido mucho camino como las orientales, encontramos algunos aspectos que pueden ayudarnos a asentar las bases desde una visión holística, donde el ser humano es parte de un todo integrado: la postura o alineación -plano físico-; la respiración y la alimentación -plano emocional y metabólico-; la atención –plano mental-; y el centro como coordinador e integrador de todos los planos.

esquema

Desde este paradigma, cualquier actividad física será integradora cuando proponga movimientos para mejorar la alineación de la persona -corregir los desequilibrios musculares-; una respiración natural y completa mientras se realizan -corregir los patrones respiratorios parciales-; y una atención que permita tomar conciencia de los efectos que están ocurriendo en el organismo -corregir la falta de atención- y que se coordinen desde el centro -corregir excesos de tensión.

Pongamos un ejemplo. Supongamos que tras valorar la postura de una persona, detectamos varios desequilibrios como que un hombro tiene un rango de movimiento menor que otro... Desde una perspectiva analítica y a menudo olvidándose del resto de partes corporales, se propondrían ejercicios para dicho hombro. Desde una integradora, se prescribirían ejercicios donde la persona fuese consciente del rango de movimiento de ese hombro manteniendo una postura bien alineada, permitiendo una respiración natural e integrando todo el ejercicio de tal manera que al realizarlo no se perdiese la alineación de ninguna de las articulaciones del cuerpo. Además y de forma habitual, los ejercicios se dirigirían a más partes del cuerpo que tendrían su influencia en dicho hombro.

Resumiendo, cada vez que realicemos un ejercicio para que se integren los distintos planos proponemos alinear todas las articulaciones correctamente, poner atención en lo que ocurre en el organismo, tomar conciencia de la respiración, realizar, en caso necesario, ejercicios respiratorios para que el organismo retome su respiración natural y alinear la pelvis evitando tensiones en la lumbar para poder movernos desde el centro.

Realizando así los ejercicios correremos menos riesgos y podremos unificar los planos que integran la persona. Si alguno de dichos aspectos no se cumple afectará a los demás; por ejemplo, si no estoy atento mientras realizo el ejercicio, podrá variar mi postura, generar tensión en la lumbar e impedir que la respiración sea completa.
Algunas preguntas que nos deberíamos de hacer cuando hacemos ejercicio son: ¿soy consciente de qué músculos trabajan mientras entreno?, ¿mi respiración se bloquea mientras hago ejercicio?, ¿conozco cuál es la correcta alineación de mis articulaciones en cada ejercicio?, al hacer un ejercicio ¿sé qué recorrido articular es el idóneo para mí?, ¿me ayuda mi postura, respiración y atención a moverme desde el centro? Podremos dar respuesta a estas preguntas con la ayuda de profesionales del movimiento.

Gorka Mutuberria y Raúl Sánchez, Harrobia Lanbide Ikastola