Estadio online | ES | EUS
Menu

Juan Gandía

Juan Gandía
Ejercicio

Una vez pasado el relax de vacaciones nos toca enfrentar la rutina diaria de trabajo y obligaciones varias, unas lineas para recordar la actividad física como entrenamiento para este stress que nos llega.

Las recomendaciones actuales para mantener una condición física saludable que nos ayude a aguantar tensiones siguen siendo las mismas que en otras ocasiones os han recordado en esta columna: tres días por semana de actividad moderada aeróbica, es decir, andar a ritmo rápido, bici, carrera-trote, natación, remo o similares …que permitan mantener un estado cardiovascular saludable y de eso se trata fundamentalmente .

Otra cuestion es entrenar para realizar deportes concretos que exige mas frecuencia e intensidad de ejercicio. En lo que nos ocupa, la intensidad no hace falta que sea alta; como ejemplo puede servir que el esfuerzo no nos permita mantener una conversación fluida con el compañero; si vamos de charleta es insuficiente para mejorar.

Un día por semana de frecuencia mantiene la ganancia pero no la mejora aunque en el peor de los casos se puede suplementar este día introduciendo actividad extra en la vida diaria tal como subir a la oficina por las escaleras, aparcar a cierta distancia del trabajo, usar la bici para no contaminar, etc…
El mejor tratamiento y prevención para la tension arterial, osteoporosis, corazón, diabetes, obesidad y otras patologías sigue siendo la práctica regular de ejercicio y esa característica de regularidad es la más importante de todas; también suele resultar la mas difícil por la falta de tiempo que caracteriza nuestro actual sistema de vida pero os recomiendo parar a pensar un rato como conseguirlo porque los beneficios superan con mucho el tiempo “perdido”; además te ahorras visitas medicas (tu médico lo agradecerá) y dinero en pastillas, que no esta mal.

Para los temas de stress, ansiedad, depresión y otros trastornos anímicos también parece existir evidencia científica del beneficio del ejercicio regular por lo que resulta doblemente interesante aplicarnos la terapia dado que son trastornos que aumentan en la población de manera significativa; o sea, aquello tan viejo de mente sana en cuerpo sano.

En la práctica de los especialistas en medicina del deporte la receta más frecuente es la prescripción de ejercicio y son ellos los que en caso de duda te podrán orientar. En definitiva, mejor en el monte a por setas que en el ambulatorio a por recetas.

Cuidate con ejercicio, tu cuerpo y los de alrededor te lo agradecerán.

Dr. Juan Gandía