Estadio online | ES | EUS
Menu

Pedro Oviedo

Pedro Oviedo
Ironman Veterano

Pedro Oviedo afronta una temporada a menor intensidad de la deseada, pero este descanso activo le sirve para repasar su trayectoria como especialista en las pruebas de resistencia y larga distancia como el ironman, y satisfecho por haber sido el “precursor de una disciplina que el gran público comienza poco a poco a valorar y conceder la importancia que tiene.

La edad no ha supuesto ningún contratiempo para Pedro Oviedo que descubrió de forma tardía, a los 37 años, su gran capacidad de resistencia, sufrimiento y concentración para decantarse por una disciplina en la esos son precisamente los tres pilares fundamentales.

P.- ¿Cómo llegaste a esa edad a una disciplina tan exigente como las pruebas de resistencia y larga distancia?

R.-De chaval ya había practicado deporte como todos los críos, pero luego si que es cierto que soy un practicante tardío del deporte. A los 37 años comencé a practicar cicloturismo y desde el principio las pruebas de larga distancia ya me llamaban la atención. Después por varias circunstancias de no perder la forma durante el invierno, me inicié con la carrera, mezclada con duatlones, y por último a raíz de una problema en la rodilla me recomendaron natación y en ese momento se juntaron las tres disciplinas y vi que se me daban bastante bien. En un primer momento no tenía conocimiento de las pruebas de resistencia, pero ese afán mío de las largas distancias me terminó encaminando a las pruebas de ironman hasta el punto de haber llegado a terminar 12 pruebas de ironman

P.- En cierto modo has sido un precursor de esta especialidad para otros deportistas que ahora son referencia de estas pruebas.

R.-A los 42 años tomé parte en mi primer prueba de ironman y puedo decir que tengo el honor de haber sido el primer alavés que participaba en una prueba de estas características. Por suerte he tenido unos muy buenos continuadores en las figuras de Eneko y Héctor Llanos y ahora Álava es una referencia cuando se trata esta especialidad. Es cierto que contribuyen las buenas instalaciones que hay tanto de piscinas, como pistas de atletismo o carreteras por las que entrenar.


P.- Además en tu caso se puede decir que con el paso de los años ibas mejorando y una temporada tras otra superabas y rebajabas las marcas.

R.-Analizando la evolución de las marcas ese es un dato cierto y una prueba tras otra he conseguido rebajar mis marcas hasta tener un mejor tiempo de 8 horas y 53 minutos. No es nada fácil llegar a ese tiempo, a la edad que yo tengo, y como dato baste decir que sólo hay 16 personas en el Estado que han conseguido bajar de las 9 horas. Creo que esas buenas marcas pueden deberse a mi constancia y tenacidad, porque soy un competidor que se ajusta muy bien a la resistencia, por encima de la explosividad.

P.- ¿Sin embargo cuando mejor te encontrabas a nivel de marcas, te ha surgido un contratiempo que te mantiene a medio gas?


Me ha surgido un problema de arritmia, que puede haberse debido a un exceso de actividad, pero que no es nada grave. Ya lo he mirado con varios doctores y me han recomendado que me tome las cosas con calma y bajé el nivel de exigencia y entrenamientos. Estoy a la espera de concertar una revisión con un especialista, para que valore cuál es el problema y emita su diagnóstico.

P.- Sin embargo este contratiempo te puede servir para dejar ya la gran competición porque después de 12 temporadas ya te cuesta cada vez más la preparación


R.- El ritmo que llevaba hasta ahora era muy complicado se seguir porque a la edad de 50 años y teniendo que compatibilizar la vida laboral, privada y el entrenamiento y preparación de las pruebas, te das cuenta que llegas a un punto suficiente y que en ningún momento me imaginaba que iba a llegar.

P.- Álava está a un muy buen nivel en las pruebas de resistencia y larga distancia, pero ¿tenéis relevo en futuras generaciones?

Es complicado que un crío pueda decidirse desde joven a querer centrarse en el triatlón de resistencia, porque en comparación con otras disciplinas es complicado vivir profesionalmente de ello y no se gana el montón de dinero de otros deportes. Por lo general los que se dedican a esta disciplina llegan desde la bicicleta, natación o atletismo y serán casos en los que vayan probando de una a otra y vean las posibilidades que tiene competir en una prueba que aglutina a las tres. Lo que si que hemos logrado es cambiar la visión general de esta disciplina y que sea más respetada.