Estadio online | ES | EUS
Menu

María Martín

María Martín
El deporte es diversión y prevención

Imagina una “píldora mágica” que incrementara tu energía y buen humor, mejorara tu salud, tu imagen, tu forma física y te ayudara a hacer amigas y amigos. Esa “píldora mágica” existe, es la actividad físico-deportiva practicada con regularidad.

Hipócrates (460-370 aC) en Grecia ya afirmaba “si pudiéramos dar a cada individuo la cantidad exacta de alimento y ejercicio, ni demasiado ni demasiado poco, habríamos encontrado el camino más seguro hacia la salud” y aunque desde hace siglos se le ha atribuido al ejercicio físico efectos beneficiosos para la salud ha sido en las últimas décadas cuando se ha dotado de soporte científico a esa idea.

En el año 2008, el U.S. Department of Health and Human Service elaboró un documento que resumía los numerosos estudios realizados acerca de los efectos beneficiosos de la actividad física y el deporte.

En la actualidad sabemos que la práctica regular de actividades físico-deportivas previene muchas de las enfermedades con una alta prevalencia en las sociedades desarrolladas como la obesidad, la enfermedad coronaria, la hipertensión arterial, la diabetes tipo 2 y algunos tipos de cáncer.

Además de una mejor forma física y composición corporal más saludable las personas que practican deporte con regularidad aumentan su energía para realizar las actividades de la vida diaria, tienen menos dolores, mejoran su tránsito intestinal y su calidad de sueño.

También se sabe que la actividad física mejora nuestra salud mental porque reduce la depresión, la ansiedad, incrementa el buen humor y hace que nuestro cerebro funcione mejor.

En comparación con las personas sedentarias las personas activas no solo tienen una mejor salud sino también una mejor calidad de vida porque tienen un mayor número y tipo de actividades que les hacen disfrutar de sus amistades, familiares y la vida en general.

En este sentido, el estudio sobre Deporte, salud y calidad de vida (2009) ha puesto de manifiesto que las personas que realizan deporte de forma habitual tienden a valorar su salud y su calidad de vida en términos más positivos.

Uno de los principales objetivos del deporte debería ser la diversión. Existe una gran diferencia entre hacer deporte para divertirse y hacer deporte por obligación; si lo enfocamamos como algo que tenemos que hacer más probabilidades tendremos de abandonar porque nadie continúa practicando algo que representa una obligación, una carga o le parece aburrido. La diversión es el camino hacia el éxito de hacer de la práctica deportiva un hábito de vida.

Tomemos como ejemplo a los niños y las niñas, practican deporte porque les divierte, lo disfrutan y esa es la razón por la que siguen practicando y se esfuerzan por mejorar.

Puede que muchas personas se acerquen al deporte buscando los beneficios para su salud pero probablemente volverán a repetir porque han disfrutado de la experiencia.

Si muchos jóvenes juegan al fútbol, baloncesto, balonmano o voley playa no solo es porque mejoran su forma física, sino también porque ese partido es un momento de diversión, de cooperación, de complicidad y de encuentro con sus iguales.

Puede que algunas mujeres se apunten a clases de aeróbic porque buscan mejorar su línea pero la mayoría siguen asistiendo porque, además de mejorar su forma física, en esa clase se ríen, se divierten bailando y el gimnasio es un nuevo punto de encuentro con otras personas con las que poder relacionarse de manera saludable y divertida.

Si cada vez son más los mayores que pasean, acuden a la piscina o a gimnasia de mantenimiento, es porque perciben que estas actividades les ayudan a cuidarse y mantener su capacidad funcional a la vez que se divierten.

Otros deportes como el senderismo, el surf, la escalada o el snowboard permiten además disfrutar del encuentro con el medio natural.

Existe una gran diversidad de actividades físico-deportivas, todas ponen en forma y son una excelente medicina preventiva pero es fundamental escoger aquellas que nos divierten. Solo disfrutando de la práctica deportiva conseguiremos hacer del deporte un hábito de vida beneficioso para nuestra salud.

+INFO:
Moscoso, D. y Moyano, E. (coord.) (2009). Deporte, Salud y Calidad de Vida. Colección Estudios Sociales nº 26. Barcelona, Fundación “La Caixa”. Disponible en http://obrasocial.lacaixa.es/estudiossociales/vol26_es.html
United States Department of Health and Human Services (2008). Physical Activity Guidelines Advisory Committee Report. Disponible en: http://www.health.gov/paguidelines/