Estadio online | ES | EUS
Menu

Aaron Mulvey

Aaron Mulvey
“Se habla de la natación como deporte individual pero sin mis compañeros yo hoy no estaría nadando”

Judizmendi igeriketa klubeko igerilari gaztea (Vitoria-Gasteiz, 1999), Urkide ikastetxean batxilergoa bukatuta, unibertsitatera sartzeko probetan murgilduta dago. 2016ko uztailean brontzezko domina lortu zuen Espainiako junior txapelketan, eta Arabako hainbat errekor ditu; horietako batzuk, gainera, berriz egin ditu.

El joven nadador del C.N. Judimendi (Vitoria-Gasteiz, 1999) se encuentra inmerso en las pruebas de acceso a la universidad tras finalizar el bachillerato en Urkide. Medalla de bronce en el Campeonato de España junior en julio de 2016, posee numerosos récords de Araba/Álava, muchos de ellos revalidados, además, por él mismo.

¿De dónde viene tu afición a la natación?

Curiosamente de pequeño yo prefería el fútbol pero mi padre, que fue nadador, me apuntó a natación. Al principio no me gustaba, no quería ir a entrenar a ‘pingüinos’, hasta que un día, casi sin pensarlo, me di cuenta de que había empezado a disfrutar de este deporte, a verlo como una superación personal. Recuerdo que nos mandaron hacer series de 100 m a un ritmo alto y lo hice tan rápido que llegué desfondado pero a la vez tan satisfecho conmigo mismo que ya no he salido de la piscina.

¿Qué supone tener a un nadador en la familia?

Sin duda, ha sido una gran ayuda, sumado por supuesto a mis entrenadores (Marta, Garazi, Óscar o Koldo), al club o al Estadio (que me facilita, entre otras cosas, venir a entrenar a las 6 de la mañana). Que mi padre sepa de natación me viene muy bien; en las competiciones, por ejemplo, me graban en video y luego vemos los fallos para intentar corregirlos.

La natación exige un estricto entrenamiento, ¿cómo lo compaginas con los estudios?

Es cierto que este deporte requiere muchas horas de entrenamiento. Yo, por ejemplo, entreno por la mañana y por la tarde. Son muchas horas pero creo que hay tiempo para todo. Generalmente entrenamos a horas a las que no solemos estudiar. Yo, desde luego, a las 6 de la mañana no estaría estudiando. Todo es cuestión de organizarse.

¿Qué cualidades crees necesarias para ser un buen nadador?

En todos los deportes lo que más influye es la fortaleza mental. Se podría debatir sobre este aspecto pero, aunque estoy convencido de que hay que tener una buena fisiología, y en natación también una buena flotabilidad, para mí la cabeza engloba muchas cosas como el sufrimiento, la capacidad para competir, la autoexigencia, el control de los nervios en la competición…

Mirando al futuro, ¿qué retos deportivos te planteas?

Lo principal es seguir nadando, mejorando las marcas y, a partir del próximo curso, además, compaginarlo con la universidad. Aunque soy muy ‘picón’ y tener al lado a contrincantes de nivel es muy bueno para superarme día a día, la competición real es contra mí mismo.

¿Qué te ha aportado la natación?

Sin duda las personas que han estado y están a mí alrededor. Los entrenadores y los compañeros (Mikel Mugarza, Jaran Padilla, Aitor Barredo o Ander Jiménez, entre otros) son muy importantes. Se suele hablar de la natación como deporte individual pero sin mis compañeros yo no estaría hoy nadando. Ellos son los que te arropan en el día a día y con quienes haces ‘piña’. En los relevos es donde más se refleja ese trabajo de equipo, con cálculos entre las marcas de todos que a veces salen bien y otras no tanto, pero ese equipo es el que te lleva a competir y a seguir en los buenos y en los malos momentos.

¿Cuáles han sido tus mejores momentos?

Recuerdo especialmente cuando entré por primera vez en una Final A, fue en Manresa hace cuatro años y quedé quinto de España. Destacaría también dos copas de Euskal Herria en las que logré bajar mucho todas mis marcas y dos campeonatos de España: el de Canarias el año pasado, en el que quedé tercero, y el de Sabadell, que aunque no quedé tan bien, hice un muy buen tiempo para mis marcas.

¿Recomendarías este deporte a los más jóvenes?

Por supuesto, pero yo les recomendaría hacer deporte en general, sin importar cuál. Lo importante es buscar el deporte que te gusta y disfrutar de él.

¿Qué nivel dirías que tiene la natación en Araba/Álava?

Actualmente creo que cada año mejora. Es cierto que ha habido tiempos en los que en Álava había un nivel muy alto y que, hasta donde conozco, ahora mismo no atraviesa su mejor momento. Aun así, veo el futuro con optimismo; hay cantera con muchas nadadoras y nadadores, muy buenos y muy jóvenes. Tendrán que dar el salto a federados pero que sean buenos y jóvenes es una doble ventaja. Este año por ejemplo participaremos en campeonatos muchas alavesas y alaveses.

Eres asiduo al Estadio, ¿qué instalaciones utilizas más?

Obviamente la piscina es como mi segunda casa; entreno allí casi todos los días en dos sesiones diarias y paso parte de ese tiempo también en el gimnasio. En verano, además, disfruto del tiempo libre en trampolines, disfrutando de la piscina desde otro punto de vista.



Perfil

- Un lugar de Vitoria-Gasteiz: La piscina del Estadio, jajaja
- Playa o montaña: Alta montaña
- Un libro: ‘Skulduggery Pleasant’ de Derek Landy
- Una película: ‘El club de la lucha’ de David Fincher o ‘Pulp Fiction’ de Quentin Tarantino
- Deportista al que admiras: Michael Phelps
- Un deporte como espectador: La natación o la pelota vasca
- Tu mayor virtud: Me gusta superarme