Estadio online | ES | EUS
Menu

Iker Irastorza y Gorka Mtz. Hidalga

Iker Irastorza y Gorka Mtz. Hidalga
Aktibo irauteko teknologia baliagarria

Para comenzar vamos a plantearte una sencilla pregunta: ¿te consideras una persona activa? Sin embargo, no es tan sencilla de responder. Así que para ayudarte, hablaremos primero de lo que es ser activa/o.
La OMS (Organización Mundial de la Salud) dice que una persona adulta activa es aquella que realiza 30 minutos de actividad moderada en bloques mínimos de 10’ 5 veces a la semana; 75 minutos semanales de actividad física vigorosa; o una combinación entre ambas. O, como muestra el dispositivo Manpo kei (podómetro digital precursor de los wearables actuales), quien da más de 10.000 pasos al día.

Y ahora ¿puedes responder a la pregunta? ¿Consideras que llevas un estilo de vida activo?
Podemos decir que el estilo de vida moderno se caracteriza por 5 ‘demasiados’ (tabaco, alcohol, estrés, comida y drogas/fármacos) y un ‘demasiado poco’ (ejercicio). La inactividad física es un grave problema de salud que afecta al 60% de la población española y se trata del principal factor de riesgo de enfermedades cardiovasculares asociadas al aumento de obesidad, colesterol alto, hipertensión… Así que hay que moverse y mantenerse activa/o

Pero... ¿puede la tecnología ayudarnos a alcanzar y mantener en el tiempo los objetivos mínimos citados?
En un principio, la tecnología se inventó para facilitarnos la vida (mecanización de los trabajos, escaleras mecánicas, ascensores, desplazamientos, compra online…) y por lo que vemos, a la vez, nos lleva a ser menos activas/os en nuestro día a día.
Viendo que la inactividad física y el sedentarismo suponen un problema para la salud, hoy en día disponemos de infinidad de tecnología digital desarrollada con el objetivo de que seamos más activas/os. Os mostramos algunas de ellas:

– Consolas activas: tal y como hemos visto con la tecnología en general, las consolas en sí han cambiado nuestro estilo de juego, convirtiéndolo en más sedentario; luego llegaron las consolas interactivas, que nos invitan a movernos en el juego (wii, Xbox kinect) evolucionando algunas a herramientas de deporte indoor interactivas (bkool, rodillo ciclista con elevación, simuladores de esquí en casa, rocódromos móviles…)
– Aplicaciones móviles: multitud de apps registran nuestra actividad física y nos muestran en nuestro ‘smartphone’ cómo realizar entrenamientos y progresar. Podemos compartir lo realizado con nuestras amistades, haciendo social una actividad individual. Recientemente vivimos el ‘boom’ del Poquemon Go, que registró en quienes jugaban un aumento de 1.473 pasos diarios (estudio realizado por U. Stanford), un cambio positivo que no ha durado mucho tiempo.
– ‘Wearables’: tecnología que llevamos en la muñeca o vestimos y monitoriza nuestra actividad, ofreciendo información acerca de la cantidad y calidad de esta actividad. Siempre van unidos a una app y pueden ser muy útiles para entrenadores, médicos… que pueden controlar a sus usuarias/os de manera remota y dar feedback.

Para terminar, y después de conocer qué es ser activa/o y ver la tecnología que nos puede ayudar a serlo, podríamos obtener algunas conclusiones: que esta tecnología ha llegado para quedarse, que evoluciona muy rápidamente y que cada día aparece alguna novedad en el mercado; que esta tecnología es muy interesante para monitorizar y conocer realmente nuestro estado de forma y la cantidad de actividad física a realizar, algo muy motivador, pero a corto plazo; y que para que sea motivador a largo plazo, y adquirir el hábito de movernos que es lo importante, entendemos que es fundamental el trabajo del entrenador/a, técnico/a, coach... de una persona con conocimiento y experiencia que proponga retos y nos motive y nos haga un seguimiento para asegurar que hacemos una práctica saludable.

Por Iker Irastorza y Gorka Mtz. Hidalga, Athlon Koop. E.